LA PRINCESA QUE SIEMPRE ESTABA TRISTE A PESAR QUE LO TENÍA TODO | CUENTOS ORIGINALES



Había una vez una princesa que estaba muy triste, pero realmente ella no sabía el por qué de su mal, así que un día, consumida en su profunda tristeza, no dudó en contárselo a sus padres. Ellos muy preocupados fueron a consultar a un sabio, el cual les aconsejó que la llevaran a una fuente mágica que curaría todos sus males. 

Cuentos de Princesas

LA PRINCESA QUE SIEMPRE ESTABA TRISTE A PESAR QUE LO TENÍA TODO

Sin pensarlo dos veces, se pusieron en camino para encontrar aquella fuente que poseía el poder de sanar a las personas tristes. El padre llevaba consigo un mapa donde se le indicaba el camino a seguir, además de un ejército para su defensa, e incluso un extraño pájaro que les guiaría de los posibles peligros que hubiera en el camino.

Finalmente, después de cabalgar muchos días, llegaron a un apartado y remoto lugar, donde vieron un gran arco de piedra, el cual parecía la entrada a un misterioso castillo sombrío y repleto de maleza en su exterior. El rey dio la orden de entrada al mismo, para averiguar quién vivía allí, y así poder pedir alimentos y cobijo por aquella noche.

Dos de los soldados del rey se adentraron a través del arco de piedra, pero a pesar que pasaron largas horas, no volvieron a salir de aquel misterioso lugar. Nuevamente el rey, llamó a dos de sus súbditos para que se adentraran ellos también en aquel oscuro castillo, que en cuanto caía aún más la noche, parecía más temible y tenebroso.

Nuevamente, pasaron algunas horas y tampoco salieron de aquel castillo, así que el rey en esta ocasión decidió entrar en él. La princesa siguió a su padre a pesar de desobedecer las advertencias de su padre, para que ella se quedara en el exterior con su caballería. Su rebeldía hizo que hiciera oídos sordos a lo que su padre le aconsejaba.

LA PRINCESA APRENDIÓ QUE LA VERDADERA FELICIDAD RESIDÍA EN EL AMOR DE SU FAMILIA

Una vez que el rey, acompañado de su hija, la princesa, y dos de sus mejores caballeros traspasaron el arco de piedra, vieron una niebla muy espesa, que incluso dificultaba la visibilidad a gran intensidad, y los cegaba por completo. 

De repente, su pequeño animalillo que los acompañaba en la difícil travesía se les acercó, y agarrando fuertemente la capa del rey con su pequeño pico, intento que éste no continuara. De repente, algo los hizo caer en un profundo sueño. Pasaron algunas horas, y los soldados en el exterior aún esperaban alguna noticias sobre su rey, su hija, y el resto de soldados desaparecidos.

Algo hizo despertar al rey, y el resto de acompañantes, y al mirar todos a su alrededor, pudo ver como estaban encerrados en una fría y húmeda mazmorra. Su pájaro se encontraba pacientemente esperando en un pequeña ventana que a penas dejaba traspasar la luz del sol. 

Asustados, todos los allí presentes su pusieron en pie. Uno de los caballeros se acercó a las rejas para poder mirar hacia el exterior de las mazmorras, pero al tocar los barrotes quedó totalmente petrificado en piedra, el rey fue a la ayuda, junto al otro caballero, pero al tocarlo también quedaron petrificados. 

La princesa asustada, se puso a llorar desconsolada, al ver que su padre, y sus caballeros habían muerto, y ella con gran posibilidad correría la misma suerte. No tenía consuelo en su llanto, ya que sintió mucho miedo. El pequeño pájaro la miraba sin poder hacer nada. 

Sin embargo, la princesa, en toda su agonía y desesperación le habló: "querido pájaro, vuela al sabio y explícale lo ocurrido, dile que me ayude, porque acabo de encontrar mi verdadera felicidad, la que nunca más me haría triste, que es recuperar a mi padre y volver a casa junto a mi madre, además de ver a todos mis caballeros, tal como lo vi en el día de ayer".

El pájaro bajó al suelo, junto a los pies de la princesa, y convirtiéndose en el sabio, que realmente era un mago, le dijo: "querida niña, espero que hayas aprendido la lección, porque la verdadera felicidad se encuentra en tu familia, y en todo aquello que posees, así que nunca más estés triste porque todo será devuelto, tal como has pedido, así que volverás a casa con tu amada familia". Y así fue. 
Moraleja: Sé feliz con tu papá, mamá, hermano y familia, además con todos los bienes que posees, porque ahí reside tu verdadera felicidad.
FIN

COPYRIGHT © LIDIA M.Y./ Foto Por Cortesía: Kidsclipart
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el Cuento? ¿Te gustaría que escribiéramos uno a tu gusto? Elige tu personaje favorito...

SEGUIR POR MAIL:

SEGUIR ESTE BLOG:

 
Copyright © 2013. CUENTOS INFANTILES CORTOS PARA DORMIR | JUEGOS Y CANCIONES - DISNEY - All Rights Reserved
Web Propiedad de GRUPO LM
-->