EL FANTASMA QUE VAGABA POR EL CASTILLO DE LA PRINCESA CENICIENTA | CUENTOS DE PRINCESAS




Hace mucho tiempo en el castillo de la Princesa Cenicienta se decía que habitaba un fantasma. Por las noches de luna llena, se dice que erraba por los pasillos como alma en pena exclamando ¡uuuuuuu! Nadie conocía realmente quién era, pero lo que sí sospechaban que tendría que ser alguien muy importante de la realeza.

El Castillo de Cenicienta


EL FANTASMA DEL CASTILLO DE CENICIENTA

Un buen día, llegó un aventurero que por casualidad pasaba por allí, y al mirar hacia arriba a una de las torres pudo divisar la figura de una hermosa dama vestida de blanco con largos cabellos dorados. El muchacho quedó prendado de su belleza, así que sin dudarlo dos veces, entró en el castillo, para conocerla.

Al pegar en la puerta del castillo, uno de los sirvientes de la Princesa Cenicienta le abrió. El muchacho contó que había visto una bella dama vestida de blanco con largos cabellos rubios en lo alto de una de las torres, y que deseaba conocer su identidad, ya que como bien sabido por todos los habitantes de la zona, las torres hacía mucho tiempo que se encontraban cerradas.

El sirviente negó la cabeza de que en aquel lugar hubiera una bella dama, tal como la describió aquel muchacho. Sin embargo, le dejó entrar para que él mismo inspeccionara el castillo. Aceptó la invitación y entró en el castillo dirigiéndose hacia una de las torres. 

Al entrar pudo comprobar que allí no había nadie, así que bajó de nuevo, agradeciendo al sirviente la cortesía que había tenido en dejarlo pasar. Volvió a su caballo y se dispuso a cabalgar, pero antes de salir completamente del castillo, volvió a mirar hacia arriba, y allí estaba ella nuevamente mirándolo fijamente.

La Dama Blanca en la Ventana de la Torre del Castillo


LA DAMA ES RESCATADA POR SU PRÍNCIPE 

El buen y valiente muchacho volvió nuevamente a las puertas del castillo, y contándole nuevamente al sirviente lo que había ocurrido, volvió a subir a esa torre en cuestión, pero esta vez se llevó una grata sorpresa. La bella dama estaba en la misma ventana inmóvil, tal como la había vista unos momentos antes.

Él se acercó y le preguntó a la bella dama que hacía allí, con la mirada tan triste, a lo que ella respondió "un brujo me echó una terrible maldición y hasta que no llegue un apuesto príncipe y me declare su amor no volveré a ser humana".

El joven enamorado de ella, se arrodilló ante sus pies y le dijo: "Bella dama mi corazón es puro y noble. Soy el Príncipe del Valle Dorado, y sería un honor para mí que tú seas mi esposa". Ella sonrío, y de repente, una nube de polvo la cubrió por completo. En un sólo segundo la maldición se rompió y ella volvió a ser humana.

Él la tomó de la mano, contó, además agradeció al criado el hermoso gesto que había tenido con dejarle pasar, buscó su caballo y juntos cabalgaron hasta su reino. Allí prepararon una hermosa boda, y ¿a qué no sabéis quién vino a la ceremonia? Sí... ya lo habíais imaginado ¿verdad? La Princesa Cenicienta y su Príncipe Azul

¡Ah! Ya nunca más se escuchó al fantasma por el castillo, así que ya no estaba embrujado.

Fin

COPYRIGHT © LIDIA M.Y./ Foto Por Cortesía: Disney / www.scarletgothica.com/
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el Cuento? ¿Te gustaría que escribiéramos uno a tu gusto? Elige tu personaje favorito...

SEGUIR POR MAIL:

SEGUIR ESTE BLOG:

 
Copyright © 2013. CUENTOS INFANTILES CORTOS PARA DORMIR | JUEGOS Y CANCIONES - DISNEY - All Rights Reserved
Web Propiedad de GRUPO LM
-->